Técnicas de Isótopos Estables: La Lucha Contra la Obesidad Infantil en Chile

Published Date: 10 July 2013

La gente necesita comida y agua para sobrevivir, pero la comida nutritiva es fundamental para una vida saludable. Grasas densas en energía, proteínas e hidratos de carbono deben ser acompañados de vitaminas y minerales (micronutrientes) para asegurar una nutrición adecuada. La malnutrición -demasiado o muy poco puede ser igual de malo. La coexistencia de la desnutrición y la sobrealimentación representa la doble carga de la malnutrición. (Foto: S. Gorisek/OIEA) La obesidad se ha convertido en un importante problema de salud, impulsada por los cambios en la dieta y la inactividad física. Es un factor de riesgo y las enfermedades no transmisibles, como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión, la osteoporosis y algunos tipos de cáncer. La obesidad en los niños, en particular, está en aumento. A esto se debe qué los programas de intervención tienen que empezar a temprana edad. (Foto: S. Gorisek/OIEA) El OIEA colabora con los Estados Miembros para hacer frente a sus necesidades en relación con la malnutrición mediante el uso de técnicas de isótopos estables. La creación de capacidad mediante la capacitación y suministro de equipo permite a los laboratorios en todo el mundo utilizar estos métodos en las comunidades, ya que son seguros, no invasivos y se puede aplicar en adultos y niños de todas las edades. (Foto: C. Slater/OIEA) En comparación con las técnicas convencionales, estos métodos, que no implican el uso de radiación, ofrecen medidas mucho más sensibles y específicas para evaluar las intervenciones nutricionales y estilo de vida, por ejemplo, la fortificación de alimentos, alimentación saludable y programas de actividad física. (Foto: E. Aguilar/Ecuador) Las Técnicas de isótopos estables ayudan a los científicos a determinar si se ha recibido la cantidad adecuada de micronutrientes, si el organismo ha utilizado o conservado esa cantidad, establecer la proporción de tejido magro y graso en la composición corporal; calcular el número de calorías que se gasta cada día, se puede saber si los bebés alimentados con leche materna son exclusivamente amamantados según las recomendaciones de la OMS, y la cantidad de leche que toman. Esto proporciona a los Estados Miembros la información necesaria para diseñar o mejorar sus programas nacionales de salud y nutrición. (Foto: S. Gorisek/OIEA) Las técnicas de isótopos estables desempeñan un papel importante en el desarrollo y seguimiento de las intervenciones contra la desnutrición. Gabriela Salazar Rodríguez, contraparte del proyecto en Chile dijo que "las técnicas de isótopos estables también ahorran tiempo y dinero, ya que se realizan de forma rápida y son relativamente baratas, el costo es de alrededor de EE.UU. $ 10 por niño." (Foto: C. Slater/OIEA) La creciente prevalencia de la obesidad infantil en América Latina ha sido un motivo de preocupación. El OIEA ha trabajado con el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) de la Universidad de Chile desde 1997, para hacer frente a la desnutrición en el país. (Foto: S. Gorisek/OIEA) En Santiago, se estableció el Laboratorio de Metabolismo de la Energía e Isótopos Estables (EMSIL) en 1998, en virtud del proyecto de nacional de cooperación técnica CHI/7/007. El Organismo proporcionó un espectrómetro de masas de isotópos y la formación en el uso de técnicas de isótopos estables para evaluar la composición corporal, las prácticas de alimentación del lactante y el gasto energético total diario. (Foto: S. Gorisek/OIEA) Christine Slater, especialista en nutrición del OIEA dijo: "El laboratorio es un centro de excelencia en la región, albergando numerosas becas, visitas científicas, reuniones y cursos de capacitación para los proyectos nacionales y regionales de cooperación técnica del OIEA." Muchos de ellos están organizados por el Acuerdo de Cooperación Regional para la Promoción de la Ciencia y la Tecnología Nucleares en América Latina y el Caribe (ARCAL). (Foto: C. Slater/OIEA) Vínculos estrechos entre el INTA, los Ministerios de Salud y Educación, el Consejo Nacional de Centros de Cuidado Diurno (JUNJI), la Junta Nacional de Auxilio Escolar (JUNAEB), y el Consejo Superior de Deportes ha asegurado que la información recogida en los proyectos del OIEA se ha utilizado para la toma de decisiones políticas relativas a los programas de alimentación escolar y la actividad física en las escuelas. (Foto: S. Gorisek/OIEA) En Chile, JUNAEB planifica y proporciona alimentos a las escuelas y centros de cuidado diario. Los programas de alimentación escolares atienden a familias vulnerables e incluyen fortificación de alimentos y desayunos escolares. Para evitar un aumento no deseado de la obesidad infantil debido a los programas de alimentación, los mismos que se combinan con la actividad física regular. (Foto: S. Gorisek/OIEA) En colaboración con el Ministerio de Salud y JUNJI, Chile participó en el proyecto regional RLA/7/008 sobre "El uso de isótopos para evaluar programas de intervención nutricional", de 1999 a 2004, para evaluar el impacto de un programa de fortificación con hierro para combatir la anemia en niños de seis a 18 meses. Este programa ayudó a reducir la tasa de anemia por deficiencia de hierro del 28% al 8%. (Foto: S. Gorisek/OIEA) Dentro del mismo proyecto regional, se realizó un estudio piloto centrado en el gasto de energía en los niños, con edades entre 4-5 años, asistiendo a centros de cuidado diario en Santiago. Los niños tenían un consumo de energía 10% mayor respecto a los valores recomendados y se comprobó también que estaban físicamente inactivos. (Foto: S. Gorisek/OIEA) Un programa de intervención fue desarrollado y evaluado en el marco de dos proyectos regionales más, el RLA/6/052 y el RLA/6/059, entre 2005 y 2012, con el apoyo del Ministerio de Salud. (Foto: S. Gorisek/OIEA) Los resultados mostraron que la intervención es más fácil y más eficaz en los centros de cuidado diario, ya que los niños mayores de seis años son más difíciles de controlar. Los factores externos, como la situación socio-económica de las familias de los estudiantes también contribuyó a determinar si el programa de intervención escolar se ha realizado correctamente. (Foto: S. Gorisek/OIEA) El Instituto Nacional de Deportes reforzó la intervención con una donación de 200 000 dólares EE.UU. a lo largo de tres años, comenzando en 2001. El Instituto también imprime material educativo para los niños y las guías didácticas para los maestros. Un programa de actividad física fue incorporado en el plan de estudios de los centros de cuidado diario en la mitad del país. (Foto: S. Gorisek/OIEA) Chile es el único país de América Latina que ha detenido con éxito el aumento de la obesidad infantil en los niños en edad preescolar. Las últimas estadísticas muestran que entre 2000 y 2010, la tasa de obesidad en los niños que asisten a centros de cuidado diario se redujo de 10,4% a 8,4%. (Foto: S. Gorisek/OIEA) Para garantizar la sostenibilidad, el programa de intervención, al principio apoyado por del programa de cooperación técnica del OIEA, el mismo ha sido adoptada por las autoridades nacionales en Chile. En la actualidad, alrededor de siete regiones están participando en el proyecto, con planes de extenderla en el resto del país. (Foto: S. Gorisek/OIEA)